Nos hemos mudado! Serás dirigido automáticamente en cinco segundos. En caso contrario, puedes acceder haciendo click aquí

S?bado, 09 de junio de 2012

Antes de empezar con el pequeño resumen de dicha gran noche, queremos ante todo agradecer a todos y cada uno de los que, a lo largo del programa, en las horas posteriores a éste y de nuestras frías y solitarias horas de observación, se involucraron con nosotros y nos acompañaron cibernéticamente por las redes sociales, interactuando en directo y haciéndonos llegar el calor de su compañía en la distancia, aumentando la familia de amigos de esta comunidad que llamamos Canarias Misterio; sin olvidar a todo aquel que, desde el lugar mas recóndito en su soledad o en reunión de un gran grupo de amigos, escudriñó la galaxia esa noche, compartiendo con todos las inquietudes que poseemos como seres humanos y habitantes de este pequeño mundo. Mención especial a Luis Javier Velasco por su confianza y colaboración en nuestra participación esa noche en este gran proyecto llamado comúnmente por todos 9-J, día de la mayor alerta Ovni realizada en nuestro país.

El día 9 de Junio fue el elegido para celebrar uno de los mayores acontecimientos ufólogos que podríamos calificar, sin miedo a errar, de mayor alcance y transcendencia de la historia.

El programa de la Cadena Ser, Milenio 3, capitaneado por Iker Jiménez y su equipo, logró la apoteósica labor de que, por una noche, todos sintiéramos la necesidad de mirar al cielo preguntándonos si realmente estamos solos y somos los únicos habitantes de este universo, y buscar en él una respuesta a dicha disyuntiva que durante años ha acompañado al pensamiento del ser humano. Tanto Iker como su equipo dirigieron los mandos del gran entramado de equipos y corresponsales desde Valladolid, en el interior de "La cúpula del Misterio".

A pesar de ser un evento convocado en nuestro país, la repercusión fue de tal magnitud que miles de oyentes alzaron la vista a la noche estrellada en gran multitud de naciones ajenas a la nuestra, ya que gracias a las nuevas tecnologías se conocieron la existencia de grupos de personas que seguían el programa y oteaban las estrellas desde lugares tan diversos como Reino Unido, Argentina, Colombia o Kenia, por nombrar algunos de ellos.

Nuestro archipiélago no fue una excepción, y desde cada una de las islas se iban dando a conocer multitud de concentraciones y grupos que se reunían por cada rincón de nuestras islas, bien por iniciativa propia y en soledad o en amplias familias de desconocidos, compartiendo en hermandad un acontecimiento tan bello como enigmático.

Los encargados asignados por el programa de dirigir y sincronizar de forma magistral los grupos y equipos de observación con los que mantener una vigilancia y comunicación constantes en todo momento fueron los investigadores y reporteros del misterio José Gregorio González desde La Tejita en la isla de Tenerife y Luis Javier Velasco desde Sardina en Gran Canaria respectivamente, quienes a parte de atender a los medios y los equipos de la cadena ser desplegados en el sitio; acogieron y atendieron con los brazos abiertos a cientos de personas que se arremolinaban en los lugares escogidos en los que se encontraban para capitanear la alerta ovni, compartiendo con todos una noche que se tiñó de mágica e inolvidable.

El equipo de Canarias Misterio, en compenetración con Luis Velasco, nos situamos en una de las laderas de la montaña de Los Giles, un lugar apaciblemente tranquilo y apartado, desde el que podíamos observar una panorámica amplísima de cielo que vigilar. Nuestra vista abarcaba desde la ciudad de Las Palmas en su totalidad, (desde lo lejos entrada desde Telde hasta la misma Isleta o subida de Tafira) hasta la carretera general del norte que lleva camino a San Felipe y el comienzo de la subida hacia Arucas. Desde esta perspectiva desplegamos nuestro equipo técnico del que contábamos para la ocasión; un total de dos prismáticos, uno convencional y otro con zoom manual, cartas de navegación aérea, cámara de fotos Réflex y otra semiréflex con objetivos de aumento, cámara de vídeo digital con nightShot, ordenador portátil con el que estuvimos en todo momento en constante comunicación y actualización de medios, comentarios y fotos durante todo el programa por vía facebook, twitter y correo electrónico, (además de varios programas de astronomía y observación para guiarnos) y un telescopio de observación que disfrutamos estrenándolo en tal señalada noche.

A pesar del gran despliegue de equipo, fueron pocas las horas de observación nítida y limpia que pudimos tener esa noche, ya que las nubes bajas nos acompañaron durante la mayoría del tiempo de programa, aunque eso no nos impidió disfrutar de una experiencia única ni de una observación de la capital in equiparable a cualquier otra, así como de el seguimiento de constelaciones y estrellas que nos absorbió durante horas a lo largo de la noche.

Aunque desde nuestro punto de observación no observáramos nada fuera de lo común esa noche, si que hubo una gran riqueza de fenómenos repartidos tanto a lo largo de nuestras islas Canarias, como en toda la península, e incluso en el extranjero, destacando de esto último el momento en el que, desde Kenia, los observadores reunidos junto a la tribu Masái Mara observaron un objeto caer desde el cielo. nuestro archipiélago no pasó desapercibido, ya que tanto José Gregorio como Luis Velasco hicieron eco de avistamientos sin explicación a lo largo de nuestras islas cada vez que se acontecían, como son el ejemplo de las luces rojas de movimientos erráticos en Tenerife, o el resplandor de una luz tan fuerte e intensa como fugaz en Gran Canaria. De igual forma, en el resto de España, un gran número de fenómenos ocurrieron a lo largo de la última hora y media de programa, margen de tiempo de mayor actividad reportada por los oyentes de Milenio 3.

fue una noche para recordar, para memorizar, para investigar, para hacerse todo tipo de preguntas, pero sobre todo, fue una noche mágica para compartir, tanto en pequeños grupos, en solitario, en pareja o en grandes aglomeraciones de personas, las inquietudes y admiración hacia la bóveda celeste estrellada, buscando un índice de poder dar una respuesta negativa a la interrogación de si será verdad que estamos solos en este universo.

 


Tags: alerta, ovni, canarias, misterio, junio, milenio, 2012

Comentarios