Nos hemos mudado! Serás dirigido automáticamente en cinco segundos. En caso contrario, puedes acceder haciendo click aquí

Jueves, 26 de abril de 2012




Abades, esta situada en la costa sudeste de Tenerife, en el municipio de Arico. El pueblo de Abades fue el lugar destinado, en 1943, para la construcción de un sanatorio y crematorio para leprosos. Este sanatorio nunca fue terminado, fue convertido posteriormente en terrenos militares para el entrenamiento del combate local. Esta zona fue desmilitarizada y posteriormente vendida aun propietario italiano en 2002.

Terminada la guerra civil, uno de los problemas sanitarios más graves de la sociedad tinerfeña de la época era la lepra, una enfermedad considerada maldita que sólo en Tenerife contabilizaba un total de 197 enfermos en ese momento. En aquellos tiempos se creía que la solución para este problema médico era el aislamiento de los afectados en lugares que tuvieran condiciones climáticas favorables y que estuvieran alejados de los principales núcleos de población para evitar el miedo de la gente al contagio.

Hoy en día es un pueblo abandonado que encierra un magnetismo único. A pesar de que en la entrada del pueblo hay un cartel anunciando de que se trata de una propiedad privada a la que está prohibido el paso, mucha gente se adentra en el tenebroso camino de tierra entre los edificios, algunos en ruinas y otros a medio construir, del poblado fantasma de Abades.  

Son varios los correos, que nos han comentado la existencia de este lugar, y la utilización de la misma, nos hablan de fiestas nocturnas, coches robados... pero lo que nos interesó a nosotros, fueron las reuniones de grupos que se realizan por las noches practicando rituales. Se han encontrando gallinas muertas, simbología en los suelos pintadas con tizas, etc. También nos han comentado de que se escuchan en ocasiones ruidos muy extraños en el interior de la iglesia y sus alrededores. Esto hace que la ciudad fantasma cobre más misterio de la que tenía. 

Un pueblo con misterio y con un encanto muy particular, seguiremos buscando información para seguir escribiendo la otra cara de este lugar sin terminar. 


Publicado por Laverick @ 17:02  | Misterios y Leyendas
Comentarios (4)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Tamara
Jueves, 03 de mayo de 2012 | 12:07

Cierto que existe, y gracias por la informacion yo lo unico que sabia de ello es que es donde llevaban a la gente con esa enfermedad, pero no sabia que alfinal no fue así. Tampoco sabia que habia gente que hacia rituales hay yo lo veia coomo algo más del paisaje con una historia que contar.

Publicado por Curioso
Jueves, 10 de mayo de 2012 | 9:25

Yo sólo quiero aportar que los terrenos no pertenecen a un italiano. Fueron adquiridos por el ayuntamiento de Arico con esa intención, pero al final el supuesto comprador se echó atrás o algo salió mal, no lo sé, pero lo que si es seguro es que ahora mismo están bajo la tutela del Ayuntamiento, como se descubrió al solicitar cierta productora autorización para rodar un corto en ese poblado, del cual por cierto, tengo recuerdos agradables de cuando hice la mili, pasando muchas noches allí. Felicidades por la página.

Publicado por Curioso
Domingo, 20 de mayo de 2012 | 15:41

CONOZCO LA ZONA,HICE MANIOBRAS CUANDO REALICE EL SEVICIO MILITAR.LA IGLESIA IMPRESIONA HUBIERA SIDO MUY BONITA,LAS EDIFICACIONES ESPARCIDAS POR LA ZONA NOS SERVIAN PARA HACER LOS GOLPES DE MANO.EN LA ENTRADA AL COMPLEJO DESDE EL PORIS HABIA UN PUESTO DE CENTINELA.MUCHOS RECUERDOS ME ABORDAN DE AQUELLA EPOCA.ES UNA BUENA ZONA PARA PASEAR Y PESCAR.HOY DIA VEO UNA DE LAS CASAS OCUPADA LA QUE DA HACIA LOS ABRIGOS POR LO MENOS ALGUIEN LA APROVECHA.

Publicado por Curioso
Viernes, 20 de julio de 2012 | 23:09
Hola! a mi me encantan los fenómenos paranormales, captar psicofonías etc... el tema es que no encuentro un lugar idóneo para investigar, si alguien me puede ayudar se lo agradeceria, soy del municipio de La Victoria de Acentejo en la isla de Tenerife, necesito saber algún lugar cercano en el que investigar actividad paranormal.     Saludos y gracias!