Nos hemos mudado! Serás dirigido automáticamente en cinco segundos. En caso contrario, puedes acceder haciendo click aquí

Lunes, 09 de agosto de 2010

Cada vez, que escuchamos casos sobre ovnis, se sulen relacionar con tres tipos de caracteristiscas o acciones que realizan estos seres, estas son, TELETRANSPORTACI?N,? ABDUCCIONES Y LOS VISITANTES DE DORMITORIO.

No obstante, la cosa puede incluso ser peor, como sucedi? en el caso protagonizado por Judith en 1990 en Gran Canaria, los tres fen?menos, teletransportaci?n, abducci?n y visitantes de dormitorio, se dan al mismo caso.

La teletransportaci?n tuvo lugar en verano de 1990, en torno a las 9,40 de la ma?ana. Tras dejar a sus hijos en el colegio, Judith conduc?a su Renault 5 en direcci?n Las Palmas-Telde, cuando al alcanzar la salida de la autopista a La Garita se percat? de la existencia de un banco de niebla muy raro. ?Ya hab?a notado que no hab?a tr?fico, y en mil?simas de segundo reaccion? intentando frenar al entrar en la curva, pero fue tarde o todo muy r?pido. Perd? la conciencia y despert? en el mirador de la Caldera de Los Marteles, en los altos de Telde, a unos 25 kil?metros de distancia? Judith recobr? la conciencia en ese lugar cuando un joven golpe? la ventanilla de su coche para saber si le pasaba algo; no era extra?o, dado que su coche estaba entre la v?a y la calzada y le debi? hacer pensar qu? algo suced?a. Aunque aturdida y desconcertada, sab?a que no ten?a nada ?preocupante? y el joven prosigui? su camino. Pero algo hab?a pasado, y muy extra?o. Un recorrido tan largo y lleno de curvas; el tanque de gasolina con un cuarto m?s de combustible, ?mir? la cartera y ten?a el mismo dinero en efectivo que llevaba, y en ese instante me di cuenta de la hora; eran las doce pasadas del mediod?a, m?s de dos horas m?s tarde. Normalmente a un ritmo prudente, se llega al lugar en poco menos de una hora. Eso s? que era raro?

Judith volvi? sobre sus pasos y pregunt? en las gasolineras si ella hab?a repostado all?, con la excusa de haber perdido la cartera. La respuesta fue negativa en las tres estaciones. No obstante, el ?Caso Judith? no hab?a hecho m?s que empezar. Una semana m?s tarde, pasada la madrugada, Judith ver?a como su habitaci?n se iluminaba de manera inusual y al levantarse contemplar?a como la luz se concentrar?a en una ?nica bola perdiendo la conciencia nuevamente. En febrero de 1991, vivir?a de manera m?s consciente un caso de visitante de dormitorio. Sin poder moverse, contempla la misma luz sobre su cuerpo y al despertarse por la ma?ana presenta extra?os?formas redondeadas?en el pecho, mu?ecas y piernas que ser?an examinados por profesionales m?dicos. Y as? durante un a?o y medio, junto a experiencias tipo postergu?is en su casa y observaciones de ovnis compartidas con otras personas. Ser?a la hipnosis la que ayudar?a a reconstruir parte de estos episodios, de la mano de periodista e investigador Josep Guijarro.
Con el apoyo de Sarais, Guijarro ayud? a Judith a recordar lo que pas? tras internarse en el banco de niebla en La Garita y reaparecer en Los Marteles, algo que no hizo sino a?adir desconcierto a todo el asunto. ?Me vi inmediatamente dentro de un hangar o dep?sito circular, dentro de mi mismo coche, y como aparec?an unos seres bajos, con grandes cr?neos, que me ordenan mentalmente que baje del coche. Es todo muy tenso y me niego, pero ellos logran sacarme recost?ndome en una camilla situaba a la altura de la puerta del coche?

El lugar es descrito por Judith como dotado de luces hexagonales, y en la camilla es traslada por un pasillo a otra estancia, que a ella le recordaba un consultorio m?dico. En ella aparecer? un ser de mayor tama?o, ?como un esqueleto andante? que parece supervisarlo todo. All? hay ?lo que parecen dispositivos tecnol?gicos, como modernos ordenadores pero sin teclados, botones o mecanismos visibles de manejo. Me hace pruebas diversas, como medirme el ritmo cardiaco, me pasan im?genes como diapositivas, pero recuerdo como desciende algo, como un reloj, que recorre mi cuerpo con la habitaci?n a oscuras, como si fuese un esc?ner. En ese momento me despierto en la Caldera de Los Marteles con el toque en la ventanilla?.

En sesiones posteriores se a?adir?an detalles y tambi?n aparecer?an estos mismos ?seres? en las experiencias vividas en su domicilio. Hay m?s pormenores, m?s experiencias, pero en conjunto no proporcionan respuestas, sino que a?aden interrogantes. El caso de Judith, 19 a?os despu?s, sigue siendo igual de desconcertante, de escurridizo. ?Ocurri? realmente lo que describe bajo hipnosis? ?Pudo perder, por razones desconocidas, parte de lo que llamamos conciencia y conducir como una son?mbula hasta los altos de Telde? ?Motivar?a esa situaci?n y el desconcierto, que bajo hipnosis diera sentido a la experiencia introduciendo argumentos ufol?gicos? Y si fue todo tal cual lo ha narrado, ?qu? sentido ha tenido ?sta experiencia? M?s preguntas que respuestas.

?Parte de la informacion extraida de Misterios y Enigmas.


Tags: Misterio, caso, Judith, ovnis, abducciones, canarias

Publicado por Laverick @ 13:25  | Misterios y Leyendas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios