Nos hemos mudado! Serás dirigido automáticamente en cinco segundos. En caso contrario, puedes acceder haciendo click aquí

Viernes, 09 de octubre de 2009


Según cuentan varias fuentes sobre ciencia y naturaleza, nuestro escudo frente a los radiactivos rayos del sol y demás peligros desde el exterior, la capa de ozono, se está recuperando de una forma más positiva según las negativas predicciones que se habían realizado.

De manera comprensible, la población se alarmó en los años 80 cuando los científicos hicieron notar que los compuestos químicos que se hallaban en la atmósfera, creados por el hombre, estaban destruyendo la capa de ozono. Los gobiernos se apresuraron a promulgar un tratado internacional, conocido como Protocolo de Montreal, para prohibir los gases que destruyen la capa de ozono, tales como los clorofluorocarbonos (CFCs) que se encontraban en aerosoles y equipos de aire acondicionado.



Hoy, veinte años después, continúan los informes de grandes agujeros sobre la Antártida que permiten que los peligrosos rayos UV alcancen la superficie de la Tierra. De hecho, el agujero de ozono del año 2005 fué el de mayor tamaño de la historia, extendiéndose sobre una superficie de 24 millones de kilómetros cuadrados, casi el tamaño de Norteamérica.

Escuchando estas noticias, usted podría suponer que se ha avanzado poco. Se equivocaría.

Mientras que el agujero en la capa de ozono sobre la Antártida parece extenderse, la capa de ozono que rodea el resto del planeta, parece estar mejorando. Durante los últimos 9 años, el ozono en todo el mundo ha permanecido más o menos constante, deteniendo el descenso detectado por primera vez en los años 80.


Clasificar las causas y los efectos es difícil, pero un grupo de investigadores de la NASA y de Universidades puede haber realizado algunos avances. Su nuevo estudio titulado "Atribuciones de la recuperación del ozono en la baja estratosfera (Attribution of recovery in lower-stratospheric ozone)", acaba de ser aceptado para su publicación en el Journal of Geophysical Research. El estudio concluye que la mitad de la tendencia reciente se debe a la reducción de los CFCs.



 Eun-Su Yang del Instituto de Tecnología de Georgia, que lidera el grupo de autores, explica: "Hemos medido las concentraciones de ozono a diferentes altitudes utilizando satélites, globos e instrumentos en tierra. Después hemos comparado nuestros datos con predicciones informáticas de recuperación del ozono, (calculadas a partir de las reducciones reales medidas de CFCs)". Los cálculos tuvieron en cuenta el comportamiento conocido del ciclo de manchas solares (con su punto máximo en 2001), los cambios estacionales en la capa de ozono y las oscilaciones quasi-bienales, un tipo de patrón de viento estratosférico que se sabe afecta al ozono.




Lo que han encontrado es a la vez una buena noticia y un misterio.

La buena noticia es la rápida recupercaión de la capa de ozono que nos protege.

El misterio: en la baja estratosfera (entre los 10 y los 18 km) el ozono se ha recuperado incluso mejor de lo que podrían predecir los cambios en CFCs por sí mismos. Algo más debe estar afectando la tendencia en estas bajas altitudes.

Como vemos, no todos los misterios de nuestro planeta son oscuros y fantasmales, la sabia madre tierra nos esconde misterios tan beneficiosos para nuestra especie como dignos de investigar.

Fuente de la noticia:
http://ciencia.nasa.gov/headlines/y2006/26may_ozone.htm


Tags: capa, ozono, regenera, curacion, misterio, natural

Publicado por Chojin-hop @ 15:21  | ?ltima hora
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios